mapa del sitio

Prensa

El rol clave de las IGRs como motor de crecimiento

Fecha: 2014-11-12

"Este sistema es un motor potenciador en un período de desaceleración, ya que facilita la obtención de créditos con convenientes tasas de interés”.

En el marco de una economía que se ha enfriado, las Instituciones de Garantías Recíprocas (IGRs) son una herramienta clave para el mundo de Mipymes. Desde su implementación, en 2009, han colocado más de US$ 1.700 millones en fianzas, beneficiando en todo Chile a unas 30.000 Mipymes de diferentes rubros.
Por su aporte al acceso a financiamiento, este sistema es un motor potenciador en un período de desaceleración, ya que facilita la obtención de créditos con convenientes tasas de interés, mejores montos y mayores plazos de pagos. Así se reactiva la economía, lo que es vital para el empleo.
A través de las IGRs, las Mipymes obtienen mejores condiciones de mercado, apropiadas a su realidad; lo que les permite desarrollarse, financiar inversiones y capital de trabajo, llegar a nuevos mercados y tener una mejor estructura de caja.
A su vez, el certificado de fianzas le permite a las instituciones financieras reducir sus costos de transacción y como resultado rebajar significativamente sus costos de crédito, al contar con una fianza que respalda hoy -al menos- un 80% de la operación, con certeza de pago en caso de siniestro.
En 2014 ha sido interesante la incorporación de nuevos acreedores al modelo como: cooperativas de ahorro y crédito, compañías de seguro, fondos de inversión o family offices y otros actores, reforzando su rol pro-competencia para que las Pymes accedan a más fuentes de financiamiento alternativas, además de la Banca.
Las IGRs, que operan bajo un fondo constituido por capitales público (Corfo) -privados, deben crecer y consolidarse, tal como ha sido en Europa donde es un modelo robusto, con más de 40 años de vida.
Actualmente, los fondos de las IGRs constituidos por más de US$ 300 millones pueden afianzar US$ 900 millones, con un apalancamiento de tres veces. Pero como el nivel de endeudamiento que hoy tienen las mipymes es de US$ 20 mil millones, es necesario incrementar la capacidad de dar certificados de fianzas al menos hasta un 10% del requerimiento de las empresas.
Una alternativa válida, usando el modelo actual de operación, sería otorgar un mayor nivel de apalancamiento de los fondos constituidos; complementariamente -de acuerdo al trabajo que se realiza conjuntamente con Corfo- al desarrollo de un sistema de reafianzamiento directo de la entidad estatal a las IGRs que permitirá en un corto plazo incrementar el nivel de afianzamiento en más de US$ 400 millones, beneficiando a más de 10 mil mipymes. El gran desafío para 2015 es la habilitación y validación de estas mejoras para que efectivamente se entreguen -lo más rápido posible- los recursos adicionales a las empresas.

‹‹ Volver

publicaciones