mapa del sitio

Prensa

¿Cómo acceder a financiamiento y obtener mejores condiciones al momento de endeudarme?

Fecha: 2015-05-18

En un año con tasas de crecimiento económico esperadas bajo el potencial país no es extraño que surjan dudas en las Pymes respecto de las inversiones convenientes de efectuar en este 2015. Asimismo, se hace más importante aún tener definiciones claras respecto del flujo de caja,de cuál será el capital de trabajo óptimo, de donde se obtendrán los recursos para operación y crecimiento, y cuál será el nivel de endeudamiento adecuado para esperar mejores expectativas de crecimiento y no perder oportunidades de mediano plazo.

Responder las inquietudes anteriores puede ser más complejo si la empresa tiene dificultades para acceder a financiamiento, de hecho es así para la mayoría de las MiPYMEs. Ha sido ampliamente estudiado que el acceso a financiamiento es mucho más complejo para una MiPYME que para una gran empresa. Esto ocurre por diversas razones, pero entre las más importantes están: (1) la falta de información por parte de las empresas respecto de sus negocios y sus cifras, en la forma y con los contenidos requeridos por un acreedor, que se traduce en que en los análisis de riesgo de estas instituciones concluyen altos niveles de provisiones y uso de capital por parte de los bancos;y (2) por la falta de garantías con las que cuentan las MiPYMEs.

¿Qué significa la falta de garantías?, significa que las MiPYMEs tienen en general pocas garantías reales que puedan ser entregadas al acreedor o banco como respaldo en caso de no pago, y que son necesarias para que las operaciones de crédito se realicen, por ejemplo casas, inmuebles. En el caso de existir, éstas además son en su mayoría de difícil liquidación, están muy depreciadas, son por ejemplo máquinas del giro del negocio, y por lo tanto su valor es castigado.

¿Qué hacer entonces? Una alternativa disponible desde el año 2009 y poco conocida aún es la de recurrir a una IGR o Institución de Garantía Recíproca, que son instituciones creadas bajo la Ley 20.179 que administran fondos de garantía público-privados yapoyan a la MiPYME para acceder a financiamiento y crecer, gracias a que pueden emitir “certificados de fianza”. Estos certificados pueden ser entregados a un acreedor, como un banco por ejemplo, y son garantías reales, es decir son irrevocables, y por lo tanto en caso que la MiPYME no pueda pagar el crédito, la IGR paga por la MiPYME directamente al banco, asegurándole así el cumplimiento de la obligación. De esta forma baja el riesgo para el banco, y se hace posible y más fácil para la empresa acceder a financiamiento.

Para que lo anterior ocurra, la MiPYME debe recurrir a una IGR donde se analizará su caso particular, se realizará un análisis de riesgo para determinar si podrá o no ser capaz de pagar el crédito que solicita y se asesora financieramente. Asimismo, la MiPYME debe proporcionar a la IGR una contragarantía, es decir alguna garantía que pueda servir a su vez como respaldo, la diferencia es que la IGR puede aceptar también garantías mobiliarias, es decir una MiPYME puede proporcionar como respaldo vehículos, maquinarias, incluso inventario. Adicionalmente, si el crédito solicitado es por un monto inferior al valor de las garantías que tiene la empresa la IGR podrá emitir un certificado para respaldar esa operación de crédito y “guardar” capacidad de garantía de la MiPYME para futuras operaciones. Es decir, se puede hacer un uso más eficiente de las garantías que si éstasson entregadas a un solo acreedor.

La historia desde el año 2009 muestra que es un instrumento muy útil para las empresas, se han atendido más de 37.000 MiPYMEs a lo largo de todo Chile, se han afianzado operaciones por más de 1.700 MMUS$ en distintos sectores de la economía, y existen estudios que indican que pueden obtenerse mejores condiciones de financiamiento, con tasas de interés del orden de 5 puntos menos que si la empresa fuese directamente a un acreedor, y mayores plazos.


Por Claudia Cañete,
Gerente General de ASIGAR.

‹‹ Volver

publicaciones